Francisco Gómez, es un Sabanalarguero, que a sus 90 años de edad, es considerado todo un «Rumbero» es un amante a las fiestas, y como todo buen costeño, es un bailador de Salones «Burreros» a donde siempre que llega se goza escuchando unos buenos vallenatos del cantante Farid Ortiz, en medio de una que otra cerveza.