El deseo de ayudar a la gente del barrio El Carmen motivó a Andrea Girón a inscribirse para hacer parte del voluntariado cívico de la Alcaldía de Barranquilla. 

“Me parece increíble tener esta oportunidad de adquirir los conocimientos y habilidades, que sé que puedo implementar en un futuro a nivel profesional y por mi deseo de querer servir a la gente con la que he convivido”, dijo. 

Andrea hace parte de los 25 jóvenes que hoy iniciaron este nuevo programa de la Administración distrital, que empezará en cinco barrios y tendrá en total 800 jóvenes participantes. 

El acto de presentación estuvo a cargo del alcalde Jaime Pumarejo, acompañado del gerente de Desarrollo Social, Alfredo Carbonell; y del director de Cultura Ciudadana, David Montero. 

El alcalde Jaime Pumarejo expresó que estos son los jóvenes que van a cambiarle la cara a muchos barrios de Barranquilla. “Ellos serán 800 luces que nos van a guiar y nos van a mostrar cuál es el camino para ser mejores ciudadanos, para respetarnos más, para decirle adiós a la ley del vivo, a pensar que alguien tiene más derecho que otro, a construir una sociedad cada día más justa, más respetuosa, equitativa y en el que todo el mundo cabe y en la cual todos podemos salir adelante y perseguir nuestros sueños”. 

Los jóvenes escogidos pertenecen a los barrios San Luis, El Carmen, Cevillar, La Sierrita y Santuario, e hicieron parte de las más de 2.300 postulaciones que recibió la convocatoria. 

El mandatario añadió que este programa va a durar lo que dure la administración actual. “Y esperamos que como barranquilleros les pidamos a las próximas administraciones que nunca se detenga este programa porque a ellos les estamos dando una ayuda económica, que es pequeña, pero les ayuda con esos 200.000 pesos a pagar los servicios que necesitan para terminar de acceder a los estudios, como transporte, materiales, internet, y esto es una ayuda para que puedan acceder a sus sueños”.

Por su parte, el director de Cultura Ciudadana, David Montero, manifestó que los principales aportes del voluntariado a la ciudad son la formación en servicio cívico para la cultura ciudadana, el fortalecimiento de habilidades de liderazgo comunitario, conciencia ambiental y sentido de pertenencia.

“Los jóvenes serán los replicadores en sus barrios de los talleres formativos que reciben, y los protagonistas de campañas con vecinos sobre buen trato, manejo de residuos y respeto a las normas”, expresó.

Con este programa, los jóvenes podrán recibir un subsidio mientras desarrollan trabajos comunitarios en sus entornos con el objetivo de aportar en los procesos colectivos de cultura ciudadana.

La selección de voluntarios continúa al tiempo que se prepara la etapa de formación que contará con actividades lúdicas, artísticas y de impacto urbano durante los próximos meses.