La  decisión de aplazar para el próximo año el desarrollo  de la versión número 44 de la feria ganadera y equina, que se realiza todos los años para este mes de Noviembre, afectaría   la economía del municipio, asegura Osvaldo Lechuga, comerciante de la zona.

Sin embargo vecinos al coliseo de ferias como Manuel Santiago, asegura que el desarrollo de la feria ganadera solo deja perjuicios a la comunidad, ya que deja olores desagradables, y una proliferación moscas.

La feria quedó aplazada para el próximo año, ante  los brotes de fiebre aftosa y el posible paro de camioneros que se avecina en todo el país.