Un llamado «Burrero» o Salón Bailable que funcionaba de manera clandestina fue desmantelado por las autoridades la tarde de este sábado en el barrio Cascajalito del municipio de Sabanalarga.

Al interior del establecimiento comercial fueron halladas al menos 20 personas entre ellas 7 mujeres, a quienes se les impusieron igual número de comparendos.

Los llamados Salones «Buerreros» son establecimientos que durante décadas han hecho parte de la tradición carnavalesca del municipio de Sabanalarga, el cual consiste en que el propietario del «Burrero» contrata a un grupo de mujeres para bailar recibiendo en contraprestación un valor económico por parte de la pareja.