Editorial:

Por: César Mendoza

Durante los 20 años que llevo ejerciendo el oficio del periodismo he tratado en lo posible de no cometer imprecisiones para no obtener como resultados cuestionamientos o verme envuelto en procesos judiciales de los que hasta ahora he estado exento, precisamente por la responsabilidad, equidad y objetividad con la que trato de informar todos los días.

Es importante que en el periodismo salgan nuevas figuras a las que hay que apoyar como lo he venido haciendo durante todo este tiempo, apoyo que a nosotros, poco nos brindaron. Pero la nueva generación debe tener claro los tres aspectos citados en el párrafo anterior Responsabilidad, Equidad y Objetividad, cuando esos tres factores se tienen presente, muy seguramente nos permitirá informar sin apasionamientos muchas veces, político.

Que un funcionario del orden local, departamental o nacional, decida entregarme una entrevista o brindarnos una información de primera mano, quizás la primera razón podría ser porque la investigamos y luego la solicitamos, pero no podemos pretender que la noticia nos llegue a la casa o no las envíen por redes sociales, debemos en algunos casos salir a buscar la noticia, como un buen periodista.

A veces pienso, que informar de primera mano, no sucede precisamente por coyunturas políticas, sino por la trayectoria y la credibilidad de un periodista, que se ha ganado las cosas a base de esfuerzos, y no por querer aparecer de la noche a la mañana.

Seguiré en pie de lucha, enfrentando a la clase política, al gobierno y todo aquello que lesione los intereses de la comunidad a la cual me debo y siento que tengo el compromiso de defemder hasta cuando Dios, me lo permita no el hombre.