Gracias a las gestiones adelantadas por el alcalde de Sabanalarga, Jorge Manotas, la CRA, y la primera autoridad de Repelón, Wilfrido García, el sistema de compuertas, ubicado en inmediaciones del corregimiento de El Porvenir, jurisdicción del municipio de Manatí, fue cerrado en su totalidad. De la misma forma, se ejerció cierre y control de las seis compuertas ubicadas en Villa Rosa, corregimiento de Repelón.

«Preveer que no se registren emergencias, en las zonas que baña este cuerpo de agua por el crecimiento del nivel del embalse del Guajardo, generó está decisión concertada con la ciudadanía. Establecimos una serie de compromisos, para que la época navideña no se vea afectada en estas comunidades, por las eventuales calamidades que puede presentar con el incremento del embalse. Este hecho muestra un significativo avance, a la espera que no se altere el orden de lo logrado» dijo Jorge Manotas.

El hecho es el resultado un proceso de concertación y diálogo, que inició hace algunas semanas y con el que se logró en un principio el cierre de tres de las compuertas. Hoy, con el cierre total, se otorga parte de tranquilidad a las poblaciones de La Peña y Aguada de Pablo. 

Para el alcalde Jorge Manotas, la medida es positiva pues mitiga en gran manera el riesgo de inundación de centenares de hogares. «Esperamos que esta semana el nivel del Embalse del Guájaro disminuya sustancialmente. Seguiremos ejercerciendo monitoreo constante» añadió.

El alcalde de Sabanalarga, Jorge Manotas, agradeció a los habitantes de las compuertas, y prometió seguir ejerciendo monitoreo a los niveles del embalse en inmediaciones de Aguada de Pablo y La Peña