Pedro Vizcaíno, es un joven que nació con una discapacidad en sus piernas producto de una poliomielitis a sus pocos meses de nacido en el municipio de Soledad – Atlántico.

Desde muy joven se vino a vivir al municipio de Sabanalarga, donde le tocó aprender a fabricar calzados junto a otros familiares, actividad que le ayuda para su sustento y el de su madre pese a su dificultad.

Pedro, espera a un Ángel que le ayude a por lo menos en la compra de la materia prima para de esta manera fabricar calzados y luego comercializarlos, ya que, por el momento por la falta de materiales, solo de dedica al arreglo de calzados.