El Departamento de Policía Atlántico continúa su ofensiva contra el abigeato, en las últimas horas fue intervenido un matadero clandestino ubicado en el municipio de Santo Tomás, logrando la incautación de más de una tonelada de carne que no cumplía con las condiciones mínimas de salubridad.

El operativo se efectuó por miembros del Grupo de Carabineros y la Seccional de Investigación Criminal, quienes fueron informados que se estaba llevando a cabo una actividad ilícita de comercialización de carne de manera clandestina e ilegal en la calle 2 con carrera 3 barrio Primero de Mayo – Santo Tomás.

Al llegar al sitio, los uniformados hallaron varias reses sacrificadas, animales de dudosa procedencia y en regular estado de conservación, esta carne reposaba sobre el piso, en el lugar había presencia de insectos (moscas, cucarachas) y roedores. Además, los perros callejeros deambulaban el sitio sin ningún control. 

Debido a todas las irregularidades presentadas se procedió a la incautación de la carne por no cumplir con los requisitos de higiene y permiso exigido por la Secretaría de Salud Departamental.   

En el procedimiento se realizó la captura de Álvaro Augusto Barrios Niebles, 56 años, por el delito de Corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico Art 372  y Contaminación ambiental Art. 332 C.P.P. La carne decomisada fue puesta a disposición de la autoridad competente para su destrucción.

La Policía Nacional recomendó dar aviso inmediato a nuestras línea 123, habilitadas para que denuncien este tipo irregularidades sobre el sacrificio clandestino de animales para el aprovechamiento de su carne, así como cualquier hecho delincuencial  que atente contra el patrimonio económico de los atlanticenses.