El hospital NYU Langone de New York, reportó el éxito del transplante de cara y manos de Joe Dimeo, un paciente de 22 años que, había recibido quemaduras de tercer grado en el 80 por ciento de su cuerpo durante un accidente automovilístico ocurrido en New Jersey, luego de quedarse dormido al volante. 

El hecho lo hizo someterse a alrededor de 20 cirugías reconstructivas, (de orejas, de párpados e incluso en su cuello) hasta que logró la mayor intervención quirúrgica de su vida por parte del cirujano cubano, Eduardo Rodríguez. 

La cirugía tuvo lugar el 12 de agosto de 2020 y contó con 45 días en cuidados intensivos y dos meses de rehabilitación hospitalaria y fue asistida por más de 140 personas, entre ellos; cirujanos, enfermeros y otro personal con una intensidad de 23 horas según emitió el hospital en un comunicado. 

Dimeo no contaba con yemas en los dedos, lo que afectaba directamente su capacidad en diferentes actividades. Ahora, Joe aprendió a abrir sus nuevos párpados y a mover sus nuevas manos. “Siempre hay luz al final del túnel”, dijo Dimeo. “Nunca te rindas”.