Molestos, indignados y con una serie de sentimientos revueltos, se mostraron los ciudadanos del municipio de Sabanalarga, Departamento del Atlántico, al pasar más de quince horas sin fluido eléctrico, sin cobertura móvil y con cortes en el servicio de agua.

Lo que parecía un mantenimiento programado a partir de las de 5:00 a.m. hasta las 6:00 p.m., expedido en un comunicado, por parte de la empresa de razón social “Transelca”, se convirtió en un completo fastidio para los pobladores de la municipalidad, al ver que no se restablecía el servicio de energía, pasada las nueve de la noche.

Exigiendo respeto a sus derechos, varias personas salieron a protestar con un “cacerolazo”, por las principales calles de la ciudad, mostrando su descontento y reclamando autoridad, para no volver a padecer de una situación tan incómoda y bochornosa.

Por último, la comunidad espera que, el servicio público en el municipio, sea eficiente y no presente fallas constantes.