Inicio Atlantico Ante el bajo presupuesto en las universidades públicas, cómo queda Uniatlántico en...

Ante el bajo presupuesto en las universidades públicas, cómo queda Uniatlántico en Sabanalarga

517

Las marchas de estudiantes, profesores y rectores de las Universidades públicas en las ciudades capitales del país, dejó en evidencia la difícil situación por la que atraviesa la educación superior en la nación, después del anuncio de la destinación de los recursos asignados en el presupuesto del 2019, por parte del gobierno nacional en el orden de los 38,78 billones.

Un caso puntual es la situación de la Universidad del Atlántico, analizadas por el rector de esta Alma Mater, Carlos Prasca, a la luz de algunos puntos citados por él, en una entrevista concedida a la revista Semana.com, en uno de los apartes habló de la financiación del centro universitario. Ante este panorama cómo queda la viabilidad de la sub sede de la Universidad en la ciudad de Sabanalarga.

El pasado 27 de Mayo del presente año se abrió la licitación pública, después de una reunión intensa en la Universidad del Atlántico sede norte, la Junta Pro- Ciudadela universitaria donde se  aprobó el presupuesto de 20 mil millones de pesos para la construcción de la Ciudadela Universitaria en Sabanalarga.

En ese momento se abrió una buena posibilidad  para que los jóvenes de Usiacurí, Baranoa, Polonuevo, Luruaco, Juan de Acosta, Piojó, Tubará, Palmar de Varela, Santo Tomás, Sabanagrande estudiarán en una Universidad pública.

Pese a ese anunció de interés el rector de la Universidad del Atlántico, Carlos Prasca en otros  apartes de la entrevista, habló del funcionamiento del Alma Mater, dijo que “existe una estampilla en 1980 mediante la cual se han obtenido recursos de la ciudadela universitaria, la cual es de las ciudadelas mejor desarrolladas del país, pero siempre tenemos dificultades, se generan recursos para infraestructura, pero tenemos dificultades en mantenimiento de esas obras”.

Ante este panorama, sí es viable el funcionamiento de la Universidad en Sabanalarga, la cual se construirá con un edificio principal de cuatro pisos en forma de U con 40 salones de clases para ser albergados por 35 estudiantes.

Una  aula mayor de cátedra para 151 alumnos, dos salas de informática, laboratorios de arquitectura y sistema, sala de audiovisuales, salón de ensayos generales, aula de música, biblioteca, área de cocreación, zona administrativa, parqueaderos y ocho baterías de baño.

¿Cómo se viabilizará esta gran propuesta de formación superior, habida cuenta que hay un panorama nada alentador?

Estos hecho abren un debate que debería dilucidar en su momento el rector Carlos Prasca, para que entregue luces de esta situación en un hecho que reviste interés dada las expectativas que se generaron con el anuncio de la puesta en marcha de la Universidad pública en la ciudad de Sabanalarga.

  • En materia de cobertura, en 1993 teníamos 5.913 estudiantes, hoy la universidad tiene 24.619. Eso significa un crecimiento de 316%. En materia presupuestal recibíamos en 1993 52.538 millones, en 2018 hemos recibido 129.233 millones. Una cifra que representa un crecimiento 124%. Estos datos del crecimiento que no es proporcional a los recursos transferido por el gobierno nacional, sí harán posible la materialización de este gran proyecto en Sabanalarga que beneficiaría a la población estudiantil del centro y sur del Atlántico.
Comunicador Social- Periodista egresado de la Universidad Autónoma del Caribe, se ha desempeñado en los diferentes ámbitos de este oficio, entre los que se encuentran trabajos en medios de comunicación como la radio, prensa escrita y televisión, un amante de la lectura y la práctica del periodismo en todas sus dimensiones.