La joven Paola Romero denunció negligencia médica en el Hospital de Luruaco que se negó aplicarle la vacuna contra el COVID-19 a su padre, el ex alcalde de esa población Rodolfo Romero, quien falleció por esta enfermedad.

Aseguró que el gerente del centro asistencial dio la orden a la Jefe de Enfermería para que no vacunaran a su familiar a pesar que estaba priorizado y agendado por la Secretaría de Salud.

“Por intereses políticos no vacunaron a mi Papá, él no apoyó a la actual administración municipal de Luruaco”, manifestó la médica Paola Romero, hija del fallecido dirigente.