Un trabajo que comenzó tan pronto se bajó el telón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 rendirá sus frutos este viernes en la noche con un momento histórico para Colombia: Barranquilla será oficializada como la sede de los Juegos Panamericanos 2027. A partir de ese momento, comenzará una cuenta regresiva que marca un camino de preparación de esta capital para acoger el certamen continental.
 
Será una cita con la historia, pues es la primera vez que la elección de la ciudad sede se dio de manera directa, esto es, mediante declaración por aclamación, tal como lo consagran los estatutos de la Organización Deportiva Panamericana
 
El centro de eventos Puerta de Oro recibirá al presidente Iván Duque; a su ministro de Deportes, Guillermo Herrera; a la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera; al presidente del Comité Olímpico Colombiano, Ciro Solano; a los medallistas olímpicos Anthony Zambrano, Catherine Ibargüen, Carlos Ramírez, Lorena Arenas, Ingrit Valencia; al campeón mundial y campeón panamericano de patinaje Alex Cujavante, a los destacados atletas Yeni Arias, Raúl Mena, y a la leyenda del béisbol colombiano Edgar Rentería.
 
El alcalde Pumarejo invitará a la ciudadanía, en especial al deporte local, a que se sumen desde ahora para construir en estos seis años el camino que le permita a Barranquilla convertirse en el más grande espacio de encuentro deportivo de las Américas, al tiempo que será la oportunidad para soñar desde ahora la ciudad que sus habitantes y autoridades quieren mostrarle al mundo.
 
“Queremos que el continente y el mundo miren a Barranquilla. Estaremos listos para recibirlos, para mostrarles lo que hoy es Barranquilla y, sobre todo, lo que será en unos años. Por eso les queremos entregar las llaves de nuestra ciudad en una ceremonia que abrirá las puertas para que esta sea su casa. Aquí los esperamos y queremos que vengan a enamorarse de esta ciudad”, expresó Pumarejo.
 
Anthony Zambrano, medalla de plata de los recientes Juegos Olímpicos de Tokio, no duda en calificar como “histórico” el hecho de que Barranquilla haya logrado ser la sede de los Panamericanos, certamen en el que fue campeón de los 400 metros en 2019.
 
“Es algo importante, algo histórico que Barranquilla sea sede de los Juegos Panamericanos. Y me hace sentir orgulloso porque sé que voy a participar, y con los nuevos talentos que se van a sacar de acá de Barranquilla podemos obtener buenas medallas”, dijo el atleta.
 
“A los barranquilleros le gusta apoyar, van a la pista a gritar, a animar a los colombianos que sé que les vamos a dar triunfos. Lo que queda es disfrutar todas las competencias y lo que se viene. Y gracias al alcalde por ganar esta ‘pelea’ de los Juegos Panamericanos”, agregó.
 
Lo que Zambrano llama ‘pelea’ por conseguir los Panamericanos fue un proceso de tres años en el cual Barranquilla presentó un dossier de candidatura que incluía información como el programa deportivo propuesto, aspectos tecnológicos, organización, presupuesto, calendario y las obras de infraestructura que se contemplan construir, entre ellas, proyectos incluidos en el Plan de Desarrollo 2020-2023 ‘Soy Barranquilla’, que servirán para acoger algunos deportes, por ejemplo, la recuperación de la ciénaga de Mallorquín, en donde se contemplan las disciplinas de remo y canotaje.
 
Asimismo, se tuvo en cuenta la exitosa experiencia de los Juegos Centroamericanos 2018, los cuales costaron menos que los inmediatamente anteriores, con mejores resultados logísticos y deportivos.
 
Yuberjen Martínez, medallista olímpico en Río 2016 y de gran actuación en Tokio, considera la realización de los juegos en Barranquilla como algo trascendental para el deporte colombiano.
 
“Para nosotros significa mucho como deportistas, porque vamos a estar en casa y Barranquilla siempre ha sido nuestra casa, siempre nos ha sabido acoger, además tiene un público excepcional, y estamos totalmente contentos de estar participando en Barranquilla”.
 
Los Juegos Panamericanos son la competencia deportiva internacional que más atletas congrega después de los Juegos Olímpicos (alrededor de 7.000). Entre competidores, oficiales, prensa, y personal de apoyo logístico suman más de 10.000 asistentes.
 
Serán 41 países los que harán presencia en Barranquilla, con atletas que pelearán un cupo a los Juegos Olímpicos, por eso cada país envía a los mejores.
 
El compromiso de Barranquilla con el país, con Panam Sports y con las naciones participantes es mayúsculo. Para llevarlo a cabo cuenta con el respaldo del Comité Olímpico Colombiano y del Gobierno nacional -con quienes se trabajó conjuntamente para obtener la sede- y una experiencia logística relevante, producto de grandes eventos realizados en anteriores oportunidades.
 
Barranquilla ha sido sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 1946 y 2018, estos últimos considerados los mejores de la historia; de los Juegos Bolivarianos 1961; subsede de la Copa Mundial sub-20 de la FIFA 2011; de la Copa Davis 2018, del Grand Prix de Atletismo 2019, y es la ‘Casa de la Selección Colombia’ de mayores, donde el combinado patrio ha clasificado a cinco mundiales (1990, 1994, 1998, 2014 y 2018).
 
El récord de Barranquilla como organizadora de grandes eventos deportivos podría seguir aumentando de conseguir la sede de la final de la Copa Libertadores 2023 y la Serie del Caribe de Béisbol del mismo año.