Felices amanecieron este martes campesinos de los municipios de Sabanalarga, Baranoa y Polo Nuevo, luego de caer sobre esas poblaciones del Atlántico, las primeras gotas de lluvia de éste año las cuales anuncian el fin de un inteso verano