Tras el deceso de dos personas de nacionalidad venezolana, pertenecientes a una misma familia, la cual se encuentra radicada en el municipio de Puerto Colombia, las autoridades de salud del Atlántico informaron que en uno de los casos se diagnosticó la enfermedad de Chagas agudo, y que la fuente de infección pudo haber sido la ingesta de alimentos contaminados con heces que contienen el parásito.

La enfermedad de Chagas es una enfermedad inflamatoria e infecciosa causada por el parásito Trypanosoma cruzi, que se encuentra en las heces de los insectos triatominos. Estos insectos pueden infectarse con Trypanosoma cruzi cuando ingieren sangre de un animal infectado con el parásito.

En el Atlántico, a este insecto se le conoce como ‘Pito’; la secretaría de Salud Departamental viene realizando vigilancia de los insectos desde el año 2010 en cinco municipios. De los recolectados, no se ha identificado el parásito que transmite la enfermedad.

Es importante reconocer el insecto y no confundirlo con la gran variedad de chinches que se encuentran en las zonas rurales, y que bajo ninguna circunstancia se deben manipular con las manos.

Ante esta situación, la subsecretaría de Salud Pública, a través de las áreas de vigilancia epidemiológica, control de enfermedades transmitidas por vectores, y el laboratorio departamental de salud pública, vienen realizando la investigación de la situación en coordinación con el Ministerio de Salud y Protección Social, y el Instituto Nacional de Salud, con la finalidad de identificar el mecanismo de transmisión, la fuente de infección, diagnóstico oportuno, tratamiento específico y medidas de control.

Los casos de Chagas reportados en el Atlántico se han presentado en personas que se han infectado en zonas donde se presenta la enfermedad, y a las cuales se les ha brindado tratamiento en las clínicas y hospitales del departamento.

A fin de mantener las viviendas libres de este insecto, las autoridades de salud recomiendan:

· Revisar frecuentemente las viviendas y sus alrededores. El ‘Pito’ deja manchas de materia fecal en las paredes que son claramente identificables.

· Mantener lo más ordenada y limpia la casa y sus alrededores.

· Ventilar dormitorios y cambiar frecuentemente ropa de cama.

· Mover camas y limpiar muy bien tablas y colchones.

· Limpiar detrás de muebles y objetos colgados de las paredes.

· Evitar acumular maderas, cajas, fique, palma y, en caso de ser necesario, mover y revisar las cosas apiladas lo más frecuentemente posible utilizando medios de protección como guantes y tapabocas.

· Evitar que los animales (perros, gatos, cerdos, gallinas, etc.) duerman dentro de la casa.

· Tapar las grietas y los agujeros de las paredes y techos.

· Encerrar los corrales con alambre o anjeo y no con madera enramada.

· Ubicar los gallineros y corrales lo más lejos posible de la vivienda.