Con un pronóstico reservado y en  una clínica de la ciudad de Barranquilla, permanece  el patrullero de la policía identificado como Rafael Molina Torres, tras accidentarse la noche de éste sábado en la vía de la Cordialidad a la altura del municipio de Baranoa.

Según se informó Molina Torres, quien se movilizaba a bordo de una motocicleta adscrita a la institución,  regresaba de cumplir su turno en la ciudad de Barranquilla, cuando chocó con la parte trasera de una camioneta que se disponía a girar hacía el municipio de Baranoa.

El patrullero habría sufrido una profunda herida en el cuello y fractura en la clavícula que lo mantienen en una unidad de Cuidados Intensivos.