Cuando se supone que no deberían circular motociclistas en el municipio de Sabanalarga, excepto los permitidos por el decreto, a las 11:30 de la noche de este sábado un ciudadano que retornaba de su trabajo desde la ciudad de Barranquilla, fue atracado por cuatro sujetos que se movilizaban abordo de dos motocicletas en el sector de la institución educativa Fernando Hoyos Ripoll.

La víctima fue intimidada con arma de fuego y habría sido despojado de sus pertenencias.

«No entiendo, como mi esposo, quien no encontró a un mototaxista en la plaza para que lo transportara a mi casa, los delincuentes si pueden aprovechar un toque de queda para cometer sus fechorías, me pregunto dónde estaba la policía en ese momento, a mi esposo le robaron todo lo que lleva»: expresó la compañera sentimental de la víctima, quien por razones de seguridad, omitió su identidad.