Un positivo balance frente a la celebración de los fieles difuntos se cumplió el pasado 2 de noviembre en Campo Santo del municipio de Sabanalarga.

Policía ejerciendo control en el campo santo

Tal y como estaba previsto por parte de la alcaldia municipal,  se cumplieron a cabalidad las medidas de bioseguridad por parte de  quienes ingresaron  al Cementerio municipal, a visitar a sus seres queridos.

Alcalde visitando el campo santo

La policía, el comité de mitigación de riesgo COVID-19, La E.S.E Ceminsa y la Secretaria de Salud municipal, fueron pieza clave en el éxito obtenido el día del funeral.