Cuando seis pre-candidatos a la alcaldía de Sabanalarga, que buscaban el aval de Cambio Radical tomaron la decisión de unificar criterios conjuntamente con el senador Arturo Char,  para sacar un solo aspirante al primer cargo público de la ciudad por este partido.

De inmediato circuló una foto en las redes sociales de la gran alianza respalda por un dirigente de este movimiento en el Atlántico.

En su momento se habló de unas reglas de juego que había que respetar, por parte de ellos. Unas encuestas eran el primer filtro para la escogencia del ungido aspirante, y el posterior guiño de la  dirigencia del partido. Como lo hizo saber el aspirante a la alcaldía,  Jorge Manotas.

Hasta ese momento la situación marchaba bien, pasado un tiempo se hizo lo previsto por la dirigencia hacer las encuestas. Y se quedó a la espera del levantamiento del brazo del  protagonista de este partido para hacer parte de la contienda electoral de octubre. Esa decisión de seguro será en días venideros. Pero a la unidad, parece que no asistieron simpatizantes, que tomaron  las redes sociales para lanzar candidaturas de forma apresurada. Un hecho en el que se perdió la mesura.

Señores, la idea que tiene soñando a la ciudadanía con un candidato de las entrañas de este movimiento, con un 65% de aceptación del partido, no la echen a la borda descalificando la unidad con términos deportivos despectivos de cuadrangular.

Un alto dirigente de Cambio Radical dijo que llevarían candidato de las entrañas de ese movimiento en la ciudad, un hecho que despejó las dudas. Esta semana que termina, salieron a la luz pública unas encuestas.

La unidad continúa. Pero el sinsabor que quedó en algunos de los que integran este proyecto concertado, es que se hayan lanzado campanadas al aire, con la proclamación de un candidato, cuando las dirigencia del partido no han hecho el lanzamiento oficial del aspirante avalado por este movimiento en la ciudad.

Todos los que hacen parte respetan la decisión, pero no aceptan campanas al viento, que generan fisuras en una gran estructura de un partido que busca consolidarse en la ciudad.