Un Grupo de Operaciones Especiales, totalmente diferente al que se ve a diario en el cumpleimento el su deber, fue el que mostró la policía del Atlántico, este sábado en el municipio de Sabanalarga, donde atraves de actividades lúdicas y recreativas demostró que además de ser un grupo especializado en la disuacion y control, caracterizado por usar la fuerza en algunas ocasiones, hoy mostró esa otra cara humana y social con los niños del barrio 7 de Agosto del mencionado municipio.

Según el teniente Yeison Fajardo, comandante encargado de la unidad en el Atlántico, el propósito de estas actividades es buscar dinamizar los valores y principios de los niños y niñas que son el futuro de nuestro país.

La actividad se trasladó a otros sectores del municipio, con el apoyo del I.C.B.F y la alcaldía de Sabanalarga.


Felicidad, fue la que brotó este sábado en los pinos del barrio 7 de Agosto, gracias a la policía del Atlántico.