El primero de mayo arranca con varias movilizaciones en las principales ciudades colombianas, hecho que ha sido motivado por los efectos notables del Plan de Desarrollo del presidente Iván Duque.

Otro de los aspectos que se ventilan en el marco de la celebración del día del trabajo, es la situación por la que atraviesan los líderes sociales en el país, algunos de ellos han sido asesinados.

Es una situación permanente lucha la que han librado ante el gobierno, pese al clamor generalizado 6 líderes sociales fueron asesinados y 75 dirigentes sindicales, este panorama torna preocupante para ellos.

Las centrales obreras ya habían realizado un paro nacional el pasado 25 de abril y anuncian un gran paro cívico nacional contra las políticas del Gobierno Nacional.