El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) lanzó una voz de alerta a los padres de familia y cuidadores por una nueva modalidad para robar niños. Se trata de personas inescrupulosas que, haciéndose pasar por funcionarios de la Entidad, intentan sustraer de sus hogares a menores de edad.

En este sentido, y frente a los hechos ocurridos en San Antero, en el departamento de Córdoba, el ICBF advirtió a la comunidad que en los procedimientos adelantados para el restablecimiento de derechos a niños, niñas y adolescentes, los equipos de profesionales del Instituto no se desplazan en motocicletas y siempre van identificados, portando carnés, prendas y papelería oficial. 

Así mismo, reiteró que el rescate o retiro de un niño o niña de su lugar de residencia procede únicamente con la orden expresa de una autoridad administrativa o judicial que debe entregarse a su cuidador al momento de la diligencia.

El ICBF le reitera a los padres de familia que deben estar atentos ante cualquier situación que involucre a sus hijos y que no duden en comunicarse a las líneas 141 y 018000918080 para resolver inquietudes respecto de los procedimientos que adelanta la entidad.