Por Andrés Bohórquez Castillo

Pese a la pandemia que atraviesa el mundo en la actualidad. El Alcalde, Jorge Manotas y el enlace de Primera Infancia, en cabeza de la Psicóloga, Linda Hidalgo Guerrero, no dejaron pasar por alto el mes de la niñez, y repartieron alrededor de 13.000 yogures a algunos de los niños más vulnerables de esa población.

Por otra parte, como “incansable”, ha sido tildado y hasta aplaudido el trabajo que viene realizando el Regidor en estos últimos días.

Finalmente, la Primera Autoridad del municipio, un poco adolorido, expresó lo siguiente: “lamento profundamente que, en mi primer año de gobierno, no se pueda realizar como es debido la celebración del mes del niño. Entiendo y acepto los designios y el tiempo de Dios, acato las normas dictadas por el Presidente. Sin embargo, he traído un pequeño detalle, para alegrarles el día a estos pequeños y así poder ver en su rostro, una gran sonrisa que es sin duda alguna, el mejor pago para mí”