Además de la racha de homicidios, atentados sicariales, el hurto a residencias y de motocicletas, también se suma ahora el  hurto a personas,  delito que se ha incrementado en los ultimos días en Sabanalarga.

Ni los vendedores de pescado son ajenos a la inseguridad que por estos días se vive en esa población.

El caso le ocurrió a un vendedor de pescado, quien luego de culminar con éxito su jornada laboral, fue víctima de la delincuencia en el sector  centro de esa municipalidad.

Describió el vendedor a la La Plana.info «Yo había terminado de vender mis pescados, cuando iba por los lados donde queda la Clínica de Ojos, ahi se acercaron dos sujetos a bordo de una motocicleta marca Bóxer, con asento venezolano, me sacaron un revolver, y me obligaron a que les entragara la plata de lo que había vendido»

El llamado es para las autoridades frente a la inseguridad que hoy afronta el municipio.