Al menos 1.200 hectáreas de cítricos en los municipios de Palmar de Varela, Santo Tomás, Panedera y Polo Nuevo en el Atlántico, se encuentran afectadas debido a la presencia del Dragón Amarillo, un vector que produce una enfermedad que afecta los cultivos de cítricos entre ellos el Limón.

Ante esta situación los pequeños productores de cítricos piden al gobierno nacional, se les apoye a por lo menos 800 familias que hoy no tienen de que vivir en esos municipios del Atlántico.