Los niveles del río Magdalena bajan 2 metros con 42 centímetros en esta temporada seca en el departamento del Atlántico, información que fue dada a conocer por el subsecretario de Riesgo, Edinson Palma.

 Lo preocupante para la autoridad de carácter departamental, es la afectación que se pueden registrar en las bocatomas de acueductos que abastecen a los municipios de agua potable, que es conducida desde las barcazas que se encuentran en zonas ribereñas de la margen oriental del río en el departamento, a los municipios.

 Poblaciones como la de Sabanalarga, se verían afectadas de no tomarse las medidas necesarias que afecte la prestación del servicio de agua potable, porque desde estas zonas es conducida hasta los diferentes acueductos donde es tratada y suministrada el agua a los hogares sabanalargueros y los atlanticenses.

 Con la puesta en marcha se algunos planes de contingencia, se exploran la posibilidad para que no se carezca de la prestación de agua potable,  esto lo viene adelantando la gobernación para que no se genere ningún tipo de contratiempos que afecta con racionamiento la prestación del servicio.

Por estos días de manera preventiva se adelantan labores de dragado y se proyecta intervenciones en las bocatomas de Suan y en el corregimiento de Puerto Giraldo, en Ponedera, confirmó Edinson Palma.